Archivo de la etiqueta: urbanismo

Jardines de hormigón

Paseo de la Bajamar. El Puerto de Santa María (Cádiz)

¿Cuándo fue la ultima vez que viste que se construyese una plaza como mandan los cánones? Me refiero a una plaza con sus bancos, sus zonas ajardinadas y su arbolado, su sombra y sus lugares para el esparcimiento. Es un signo de nuestros tiempos, de este urbanismo que hemos padecido y seguimos padeciendo: plazas de hormigón, lugares grises, sin apenas vegetación. Sin salir de mi ciudad, podría citar algunos ejemplos: el Paseo Tina Aguinaco, la Plaza Miguel del Pino, la Plaza de Juan Gavala, el Paseo de la Bajamar,… Pero es una tendencia generalizada en cualquier parte de este país, ya sea en La CoruñaMadridLas Palmas de Gran CanariaCastellón,…

Son siempre lugares públicos diseñados no para el disfrute del ciudadano, no para que la gente pasee, se siente a charlar, lleve a los niños a jugar o saque el perro a correr. No, son lugares diseñados para llenar espacios urbanos lo suficiente para que quien lo ocupe se acerque a las tiendas o bares cercanos y poco más.

Que no son cómodos se aprecia enseguida en los bancos, diseñados ex profeso para la incomodidad. Porque, efectivamente, no es que los diseñadores sean demasiado creativos y les dé por ahí, sino que las autoridades los encargan específicamente así para evitar que los vagabundos los utilicen para dormir, los chavales para hacer skate o graffitis,… Y, ya puestos, se encargan artefactos arquitectónicos que impidan que los pedigüeños se aposenten o, incluso, que las madres paseen con sus carritos. Así te ves después, incapaz de sentarte en un banco que te está pidiendo a voces que te vayas.

Que están pensados para que los viandantes llenen los bares y las tiendas puede comprobarse en la proliferación de terrazas por doquier. En cualquier calle, en cualquier plaza, en cualquier parque. Quitando plazas de aparcamiento o sitio público para pasear. La idea es que, si quieres descansar, si quieres charlar con alguien o, simplemente, contemplar el paisaje, lo hagas consumiendo. En un banco no gastas, en la mesa de una terraza sí.

Este declive de las plazas públicas viene acompañado de la proliferación de centros comerciales. Hoy día no hay ciudad que se precie que no tenga uno. O más de uno. Decía Naomi Klein, en su obra No logo. El poder de las marcas, que los centros comerciales están sustituyendo a la plaza pública. Efectivamente, la plaza pública es un lugar de todos, donde podemos relacionarnos, manifestarnos, hacer deporte,… Los centros comerciales, en cambio, son lugares privados, controlados por sus propietarios, donde se nos permite pasear, comprar, tomar un café,… consumir, sobre todo, consumir, pero nada más. Por eso no hay bancos o, si los hay, son lo suficientemente incómodos como para no apalancarse. Por eso hay seguridad privada y cámaras en todas partes. Por eso hay horarios y nos indican hasta el camino a seguir. Porque todo está diseñado para el consumo, aunque cada vez más los utilicemos para el esparcimiento. Cuántas tardes de sábado, al menos en ciudades medianas como la mía, no nos habremos encontrado el centro urbano tan desierto que podría grabarse en él un capítulo de The Walking Dead y, en cambio, el centro comercial más cercano hasta los topes.

En algunas grandes ciudades, por otro lado, directamente las grandes corporaciones están usurpando el espacio público, invadiendo poco a poco el espacio de todos. Así, cada día que pasa nuestras ciudades son un poco menos nuestras. Como decía Pérez Reverte, cada vez más vivimos en perfectas ciudades hostiles.

Es un ejemplo más de este capitalismo nuestro que terminará acabando con nosotros: lo importante es que consumas, da igual todo lo demás. O, lo que es lo mismo, cada vez van quedando menos cosas gratis y los lugares públicos no iban a ser menos.

Anuncios
El embrujo del ganchillo

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

El retorno de los charlatanes

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Siglos Curiosos

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Strambotic

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

La pizarra de Yuri

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Wardog y El Mundo

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Gente del Puerto

Habitantes de El Puerto de Santa María

Librillo de Ramón Buenaventura

Ocurrencias y blablás diversos

miBrujula.com

todo lo que se cuece en la red

Oink! | navegando por ti desde principios de siglo |

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Yorokobu

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Fritipiti

Bitácora personal de José María Gálvez Caraballo

Siliconeando

Bitácora sobre manualidades de Carmen Rodríguez